La Energía Oculta en los Residuos

En el distrito de Jiading en Shanghai, la planta de Jiangqiao que transforma los desechos en energía es una de las más grandes instalaciones de su tipo en China. Procesa el 10% de los residuos producidos por la megalópolis.

Con su desenfrenado crecimiento económico y urbanización, China se ha convertido en la segunda economía más grande del mundo. Pero también se ha convertido en el productor de desechos más grande del planeta.

A pesar de que el relleno sanitario sigue siendo el método más usual para ocuparnos de la basura, las autoridades chinas están recurriendo cada vez más a la incineración (quema y reducir los desechos a cenizas en hornos a temperaturas entre 700°C y 900°C) para recuperar la energía. Además de reducir la cantidad de desechos (70% en peso y 90% en volumen) y el tratamiento de residuos no reciclables (contaminados, mezclados con materiales no reciclables, etc.), la incineración es capaz de producir calor o electricidad mediante la recuperación de la energía – y existe no sólo un importante ahorro de combustibles fósiles, sino que como parte de esta energía se vende, ¡el costo total del tratamiento de residuos es menor también!

En el XII plan quinquenal adoptado en marzo de 2011, China se fijó una meta de aumentar la cantidad de residuos que se incineran del 10% en 2010 al 35% entre 2011 y 2015. Para ayudarles a lograr su objetivo, las autoridades chinas han solicitado la experiencia de empresas extranjeras, especialistas en el tratamiento de residuos y en reciclaje – por ejemplo de Veolia, que obtuvo numerosos contratos en el Reino del Medio. Desde 2005, ha estado operando la planta de Jiangqiao que transforma los desechos en energía bajo un contrato de operación y mantenimiento, que se convirtió en un contrato BOT (en español, Construir, Operar y Transferir) en 2008 – una asociación real entre la empresa y la ciudad de Shanghai. Equipado con tres incineradores y dos turbinas de 12,5 MW para una capacidad total instalada de 1.500 toneladas métricas por día, en 2011 y en 2013 la planta ganó el Premio de “Unidad de la Civilización de Shanghai” otorgado por la Municipalidad de Shanghai. En 2014, la planta se encargó de 381.880 toneladas métricas de residuos, procesó 282.202 toneladas métricas de ellas y generó 97.483 MWh de electricidad – de los cuales vendieron 72.990 MWh. ¡El consumo eléctrico de más de 40.000 hogares!

06/19/2019 - 21:31

INTERAGUA, informa la realización de trabajos de rehabilitación de un tramo de la tubería de 1050 mm, ubicada en el Km.

06/13/2019 - 19:23

Interagua informa que, se ha detectado una fuga sobre el acueducto de 500 mm, a la altura de la Av. Narcisa de Jesús (Ingreso Urb.